Lo que el talento de hoy requiere de una organización

Por 23 Septiembre, 2019online assessment

Hubo un tiempo en que solo conseguir un trabajo era el final del juego. Las tasas de desempleo eran altas y la gente estaba feliz de tener una fuente de ingresos. Esos días están en el espejo retrovisor, con una cantidad récord de personas que buscan trabajo, los candidatos pueden ser mucho más selectivos sobre dónde deciden trabajar.

En un mercado altamente competitivo, las empresas necesitan aumentar la apuesta para atraer a los mejores trabajadores. Los salarios justos y los beneficios ya no son suficientes para atraer trabajadores a una nueva organización. Todo se reduce a ofrecer ciertas ventajas y beneficios que realmente resuenan con el trabajador de hoy.

Si posee una empresa o es responsable de la contratación de su organización, estar en sintonía con las necesidades del trabajador de hoy puede significar toda la diferencia entre contratar talento y simplemente ocupar puestos.

Porque los empleados prósperos y felices son mejores empleados: están más comprometidos con su trabajo, son más leales a sus empleadores y contribuyen de manera más significativa a los objetivos de sus organizaciones.

Balanceando la mezcla trabajo / vida

Los empleados de hoy en día, de generación en generación, buscan satisfacción en su trabajo, vida personal y relaciones. Prosperar en el mundo cambiante y activo de hoy, un mundo donde el trabajo y la vida tienen el potencial de mezclarse como nunca antes, a veces deja a las personas sintiéndose abrumadas o como si estuvieran quedando cortas en una o ambas áreas. Los empleadores están comenzando a reconocer esta lucha.

Para competir y gestionar mejor el talento, entienden que necesitan valorar la personalidad y la individualidad de los empleados. También están reconociendo que los empleados necesitan la flexibilidad y el apoyo no solo para administrar, sino también para enriquecer sus vidas, para encontrar una mayor estabilidad, propósito y crecimiento, tanto personal como profesionalmente.

Los empleados afirman que su principal fuente de estrés son las finanzas personales. Independientemente de la edad o la etapa de la vida, un enfoque en las finanzas encabeza la lista como la mayor preocupación que los empleados tienen día a día.

Los empleados dicen que las soluciones que ayudan a abordar el estrés financiero son lo que más necesitan para prosperar en el lugar de trabajo y en el hogar. Casi 6 de cada 10 empleados dicen que un salario apropiado es uno de los elementos más importantes para navegar con éxito y prosperar en el lugar de trabajo.

Esto tiene mucho sentido. Las personas no trabajan porque necesariamente quieren hacerlo, trabajan porque lo necesitan. Si trabajar es algo que la mayoría de la gente necesita hacer, entonces las oportunidades de empleo que ayudan a mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida son muy demandadas.

Los trabajadores de hoy trabajan para vivir, no viven para trabajar. Debe haber un equilibrio y los trabajadores quieren que las empresas entiendan, reconozcan y trabajen activamente para ayudarlos a alcanzar sus objetivos fuera del trabajo de manera tan agresiva como sus objetivos relacionados con el trabajo.

Felicidad

¿Y qué hay de la felicidad? Se ha dicho, una y otra vez, que un trabajador feliz es un trabajador productivo. El estudio encontró lo siguiente:

Los 5 principales impulsores de la felicidad en el trabajo:

1- Los empleados confían en el liderazgo de su empresa
2- Compromiso de los empleadores con los empleados y su éxito
3- Una cultura donde se alienta a los empleados a compartir ideas y opiniones individuales
4- Un lugar de trabajo donde los compañeros de trabajo se sienten como familiares o amigos
5- Beneficios personalizados para satisfacer las necesidades de los empleados

No hay una sola cosa que pueda marcar la diferencia entre un empleado feliz y uno infeliz. Varios componentes entran en la felicidad de los empleados. Por supuesto, los factores tradicionales como un salario justo y los beneficios adecuados son la base de la conexión de un empleado con su empresa.

Otros factores, como el tiempo fuera de la oficina, también son muy valorados, porque si un empleado trabaja duro, se ha ganado el derecho de divertirse duro. El tiempo libre para descomprimirse del trabajo hace maravillas para aumentar la productividad en el trabajo. Crear oportunidades para que los empleados trabajen de forma remota, o durante sus horas más productivas, puede marcar la diferencia.

Los intangibles, como las oportunidades para aprender nuevas habilidades o recibir reconocimiento por un trabajo bien hecho, hacen mucho. Los empleados quieren dialogar con sus líderes y quieren ser reconocidos por ellos. Es entonces cuando ocurre una verdadera conexión, cuando los empleados realmente sienten que son una parte integral de la organización.

Sentido del propósito

A medida que los empleados se definen de manera más integral a través de su trabajo y su vida, buscan un propósito en el trabajo y en el hogar. La capacidad de encontrar significado en sus vidas laborales es un ingrediente vital para su felicidad general. El 93% de los trabajadores consideran que el propósito es imprescindible. Los empleados que sienten que tienen un sentido de propósito están más satisfechos con su trabajo, más comprometidos y productivos y, en última instancia, son más exitosos.

Curiosamente, los empleados que tienen un sentido de propósito sienten menos estrés y fatiga.

Tiempo flexible 

Vivimos en un mundo en constante movimiento y descomprimir cada tanto del estrés diario es la única forma de re-calibrar. Con muchas empresas que ofrecen unas dos semanas de vacaciones al año, no necesariamente dan a los trabajadores un tiempo suficiente para alejarse de sus tareas diarias, despejar sus mentes y recargarse por completo.

Sin el tiempo adecuado para descomprimirse, el cuerpo y la mente se vuelven como un automóvil conduciendo por la carretera atascado, trabajando mucho más duro y más estresado de lo necesario. Brindar a los trabajadores tiempo libre adicional proporciona el espacio y el tiempo necesarios para permitir que la mente se reinicie. Cuando la mente está despejada, puede funcionar en un estado de rendimiento óptimo, permitiendo que una persona sea completamente productiva e esté inmersa en su trabajo.

Conclusión

La fuerza laboral de hoy favorece al trabajador, que puede ser mucho más particular acerca de dónde elige trabajar. Con tanta competencia por los mejores talentos, las empresas que desean alcanzar la cima, deben ofrecer oportunidades a los trabajadores que satisfagan sus necesidades profesionales y personales. Hacerlo ayudará a diferenciar a las grandes compañías del resto, asegurando que continúen atrayendo un flujo constante de los empleados más buscados.

DEJANOS TU OPINIÓN